Consejos para Propietarios

consejos de Time to Rent para propietarios

Información necesaria para alquilar una vivienda

Cuando un Agente Inmobiliario lleva a un posible inquilino a visitar un piso o una casa que se ofrezca en alquiler y que muestre cierto aspecto de abandono y de estar poco cuidado, puede desembocar en una operación fallida, pérdida de tiempo, que el posible inquilino considere que no lo estamos valorando y que considere que la Agencia y el Propietario no lo valoran.

 La imagen cuenta, el posible inquilino va a visitar una vivienda de la que ya ha visto fotos y espera encontrar como mínimo el mismo nivel de orden y limpieza que ha visto en las fotos. Por ello es importante que las fotos que se muestran en la web de la Agencia sean actualizadas.

Para mantener una imagen del piso agradable y acogedora no hace falta hacer grandes desembolsos de dinero para acondicionar un piso que se desea alquilar, si no de cuidar los detalles y, con muy poquito, conseguir mucho. Porque una persona, frente a dos pisos similares, terminará decantándose por aquel que presente un mejor aspecto y los servicios mínimos incluidos. El que mejores sensaciones le transmita. En este tema, detalles como que el piso esté ventilado y huela bien, pueden decantar a que un posible cliente se “enamore” de una vivienda.

Por lo general, aunque depende de cada caso, las propiedades que se ofrecen en alquiler son viviendas de carácter temporal y, por eso, la mayoría de personas que alquilan un piso no quieren gastar dinero en acondicionarlo porque saben que esa no será su casa definitiva. Ahí entra en juego el papel fundamental del casero, que deberá tener un piso en el que apetezca estar; hoy en día es fácil amueblar una casa sin dejarse mucho dinero en el camino y hacer que la vivienda tenga los muebles básicos para entrar a vivir.

Ya lo dice el refrán. Para gustos, los colores. Si el naranja es el color favorito de la persona que alquila una vivienda y la tiene pintada toda de ese color puede tener suerte y que sea el color preferido de la persona que la visita para alquilarla. Pero puede ser que no. Entonces, nuestra recomendación es siempre apostar por el blanco en las paredes, y colores neutros en general, que encajan a todo el mundo, para que después sean los inquilinos quienes puedan personalizar las habitaciones con su propia decoración.

Asimismo, también es importante que la casa tenga dados de alta los servicios de luz, agua, acceso a internet y gas; un cambio de nombre en los contratos no implica ningún gasto ni para inquilino ni para el propietario; sin embargo, si los suministros están dados de baja y el arrendador no quiere darlos de alta, deberá encargarse el propio arrendatario, con el coste que eso conlleva. Seguramente, le vaya a echar para atrás y prefiera alquilar una vivienda donde todo esté ya dado de alta. Un elemento a tener en cuenta, que cada vez tiene mayor importancia es el acceso a Internet de alta velocidad, esto es muy apreciado por los posibles inquilinos.

Además, el hecho de que la vivienda tenga dada de alta la luz, será posible poder ver el piso a cualquier hora del día.

Finalmente, el propietario debe proporcionar un equipamiento básico a la vivienda en cuanto a los electrodomésticos pues, una vez más, el futuro inquilino se puede mostrar reacio a entrar a vivir en un lugar donde tiene que gastarse dinero en su acondicionamiento para estar durante un tiempo prolongado.

Que el aspecto sea el más limpio y cuidado posible será lo mejor para que ambas partes alcancen un acuerdo beneficioso para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.